4T recauda impuestos y no llegan al sector salud

El gravamen a bebidas alcohólicas y refrescos no se utilizó para combatir enfermedades ni adicciones

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador recaudó en su primer año de gestión 103 mil 316 millones 993 mil pesos por impuestos aplicados al consumo de bebidas alcohólicas, azucaradas, cervezas y tabaco.

Sin embargo, los gravámenes incumplieron el propósito de reducir el consumo de estos productos y tampoco se etiquetaron para revertir los efectos adversos que ocasionan o para atender las enfermedades que provocan, entre ellas, algunas de las que se consideran de alta comorbilidad en la epidemia de Covid-19, indica el informe de la Auditoría Superior de la Federación 47-GB.

Desde 1981 se planteó la aplicación del IEPS (Impuesto Especial sobre Producción y Servicios) como una medida para reducir el consumo bebidas alcohólicas y el tabaco. En el sexenio de Enrique Peña Nieto, el impuesto se extendió a las bebidas azucaradas.

Según la autoridad fiscalizadora, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) recaudó el año pasado 60 mil 832 millones de pesos por el consumo de vinos, cervezas y refrescos, además de 42 mil 484 millones de pesos por la compra de productos de tabaco. Del consumo de bebidas, 36 mil 238 millones correspondieron a consumo de cervezas, 19 mil 526 millones a otras bebidas alcohólicas y seis mil 68 millones a refrescos y bebidas saborizadas. Sin embargo, los recursos obtenidos “no se etiquetaron para acciones específicas para prevención y combate al consumo de alcohol o cualquier otra sustancia psicoactiva”.

cintillo

Lo mismo ocurre en el gravamen al cigarro, donde se constató que los recursos “no se etiquetan para acciones específicas por tabaco, prevención y combate al consumo de alcohol o cualquier otra sustancia psicoactiva; los recursos se destinan a acciones generales de prevención, capacitación y atención de adicciones en general, sin que se identifique la conducta o sustancia psicoactiva involucrada”.

El informe de la ASF plantea “oportuna la posibilidad de destinar una parte de los ingresos obtenidos a la prevención y el tratamiento de los problemas relacionados con el consumo de alcohol, incluida la publicidad de salud pública con respecto a este tema”. También propone que los recursos se utilicen en programas contra el tabaquismo y la atención de las enfermedades derivadas de estos excesos.

En su revisión a la Cuenta Pública 2019, el órgano fiscalizador encontró también que el SAT dejó de cobrar multas por 202 millones 794 mil pesos por incumplimientos de obligaciones fiscales del IEPS de Bebidas con Contenido Alcohólico, Cervezas y Bebidas Refrescantes.

De acuerdo con la Auditoría, el SAT fue omiso al no cobrar multas a seis mil 596 contribuyentes por acciones de vigilancia a este impuesto en bebidas alcohólicas, mismos errores que prevalecen desde 2018. “Durante el ejercicio 2019, no se emitieron multas por incumplimiento de las obligaciones fiscales del IEPS de Bebidas con Contenido Alcohólico, Cervezas y Bebidas Refrescantes, en virtud de que los montos de las sanciones se actualizaron dándose a conocer en el Anexo 5 de la Resolución Miscelánea Fiscal para 2018, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 29 de diciembre de 2017”, dice la auditoría.

Sin embargo, se estimó que el monto de la multa que resulta aplicable es aquel que se encuentra vigente al momento en que el contribuyente comete la infracción, por lo que “se concluye que la obligación de imponer multas a los contribuyentes omisos no debe estar condicionada a la actualización de los formatos en los sistemas tecnológicos del SAT”.

Esta omisión, argumentó el Servicio de Administración Tributaria, se debió a la falta de actualización del sistema “Modelo de Administración Tributaria Control de Obligaciones (Mat Co)”, que presentaba errores de funcionalidad desde el 3 de julio de 2018, cuando se requirió su “actualización de criterios para administración y emisión de multas”. Pero la ASF lo refutó.

“Se concluye que el hecho de que el sistema denominado Mat Co del SAT no esté actualizado no es razón suficiente para que no imponga las multas correspondientes a los contribuyentes que no cumplan con sus obligaciones fiscales”, determinó la autoridad fiscalizadora.

Igualmente, la Auditoría Superior de la Federación señaló que la recaudación total neta del IEPS por Bebidas Alcohólicas disminuyó 2.7 por ciento en 2019 con respecto a la del ejercicio 2018, lo cual significó menos dinero para el fisco. Por su parte, la recaudación del IEPS por Cervezas y Bebidas Refrescantes, como refrescos, presentó un incremento de 11.2 por ciento en el mismo periodo.

Entradas relacionadas

Deja un comentario