El caso del afroestadounidense baleado por la policía vuelve a despertar masivas protestas en EE.UU.

Un video publicado en internet muestra  a Jacob Blake recibiendo disparos en la espalda mientras intentaba entrar a un vehículo en una calle en la localidad de Kenosha

WISCONSIN, EU.- Un nuevo caso de abuso policial impacta a Estados Unidos, se trata de Jacob Blake, un hombre afroamericano que recibió siete disparos en la espalda por parte de un oficial de la policía de Kenosha, Wisconsin; el tiroteo se produce en medio de un aumento de las tensiones en Estados Unidos por el racismo y la brutalidad policial tras la muerte del afroamericano George Floyd en mayo pasado.

Una llamada de ayuda a la policía por un problema doméstico terminó con el tiroteo de un hombre afroestadounidense en el estado de Wisconsin, en el norte de EE.UU., un incidente que ha vuelto a despertar masivas protestas contra la fuerza policial.

La víctima, identificado como Jacob Blake, fue llevado grave a un hospital donde recibió una cirugía y fue ingresado en cuidados intensivos, indicó su familia.

Tras el tiroteo, cientos de personas marcharon hacia la sede de la policía el domingo por la noche; mientras prendían fuego a vehículos muchos manifestantes gritaban: “No nos marcharemos”.

En esos momentos, la policía alertó a los negocios que abren 24 horas a considerar un cierre debido a las “numerosas” denuncias sobre robos a mano armada y disparos, los agentes utilizaron gases lacrimógenos para tratar de dispersar a cientos de manifestantes que desafiaron el toque de queda en todo el condado.

Mientras tanto, el gobernador de Wisconsin, Tony Evers, condenó los disparos contra Blake, quien presuntamente estaba desarmado.

Si bien aún no tenemos todos los detalles, lo que sabemos con certeza es que no es el primer hombre o persona de raza negra que ha sido baleado, herido o asesinado sin piedad a manos de individuos de las fuerzas del orden en nuestro estado o en nuestro país, escribió Evers en un comunicado.

La víctima de abuso policial la noche del día de ayer – 23 de Agosto – en Kenosha, Wisconsin, se trata de un hombre afroamericano de 29 años, a quienes las autoridades han identificado como Jacob Blake y quien viajaba en su camioneta en compañía de sus tres hijos, de acuerdo a varios testigos, el hombre descendió de su vehículo para intervenir en una pelea entre dos mujeres, cuando posteriormente llegó la policía a arrestarlo; al hacer caso omiso de sus indicaciones, uno de los oficiales le disparó siete ocasiones directamente en la espalda a muy corta distancia.

Uno de los transeúntes del lugar grabó el suceso, por lo que el vídeo se ha vuelto viral en redes sociales, provocando nuevamente  la furia de millones de estadounidenses, especialmente afroamericanos, quienes han vuelto a protestar en contra del racismo y la violencia policial.

Entradas relacionadas

Deja un comentario