Hace 103 años nació el inolvidable Pedro Infante, ídolo de Guamúchil y de México

Su primer llanto se escuchó en el puerto de Mazatlán, pero a los siete años, el astro de los escenarios llegó a vivir a esta ciudad donde cursó hasta el cuarto año de primaria y cantó sus primeras canciones

Guamúchil, Sinaloa (Paher Portal).- De pura coincidencia, doña Cuquita Cruz se encontraba en Mazatlán cuando le dieron los dolores de parto aquel 18 de noviembre de 1917 y ahí, en la casa de una comadre que visitaba, nació el gran cantante y actor, fanático de la aviación hasta su muerte, José Pedro Infante Cruz.

El ídolo mexicano, amado por todos, tuvo una corta existencia, ya que murió a la edad de 39 años en un accidente aéreo en Mérida, Yucatán el 15 de abril de 1957, pero dejó un espectacular legado musical, grabó alrededor de 314 canciones y fílmico, con más de 60 películas que lo convirtieron en uno de los máximos exponentes de la Época de Oro del cine mexicano.

cintillo

Fue el cuarto de 15 hermanos, sus progenitores fueron Refugio Cruz Aranda y Delfino Infante García, quien era maestro de música y ejecutaba diferentes instrumentos en bandas y orquestas sinaloenses.

Cuando Pedro era niño, en 1942, la familia Infante Cruz se trasladó a vivir a Guamúchil, desde El Rosario, en este pueblo cursó hasta el cuarto de primaria y debido a las carencias familiares, se vio obligado a trabajar desde pequeño, su primer empleo fue en la Casa Melchor, donde se comercializaban equipo agrícolas.

Con don Jerónimo Bustillos, Pedro Infante aprendió el oficio de carpintería y en ese taller permaneció por espacio de cinco años y ahí fabricó su primera guitarra, desde joven dio muestras de amor por la música y aprendió a tocar varios instrumentos, con la ayuda de su padre y del maestro Carlos R. Hubbard.

Cuando Infante Cruz contaba con 16 años, formó la orquesta La Rabia, y tocaba en cabarets de Guamúchil, pero también recorrió el estado donde adquirió popularidad.

Fue vocalista de varias orquestas en Culiacán y se presentó en la radiodifusora XEBL, después, su esposa María Luisa León le propuso que continuara su carrera artística en la Ciudad de México.

El 19 de noviembre de 1943 grabó El soldado raso bajo el sello de la disquera Peerless, y aunque no obtuvo gran éxito, fue el despegue de su carrera musical.

Su voz era inigualable, igual cantaba un vals, chachachá, canción mexicana tradicional, canción ranchera, y bolero sin embargo, la inmensa mayoría de sus interpretaciones más populares pertenecen a los géneros de música de mariachi y ranchera.

Entre sus canciones más famosas destacan Amorcito corazón, Bésame mucho, Cien años, Paloma querida, Maldita sea mi suerte, Por un amor, Qué te ha dado esa mujer, Ella, Mi cariñito, Dicen que soy mujeriego, entre muchas más.

Entre 1939 y 1957, protagonizó más de 50 películas, entre estas, muchas producidas por Ismael Rodríguez, Cuando lloran los valientes, Pepe El Toro, Nosotros los pobres, Y ustedes los ricos, Los tres García, Tizoc, Los tres huastecos, Dicen que soy mujeriego, El Seminarista, A toda máquina, Vuelven los García, La mujer que yo perdí, Sobre las olas y otras que le dieron gran fama como actor.

En esta ciudad, a primera hora, como cado año en su aniversario luctuoso y de natalicio, las autoridades municipales que preside Pier Angely Camacho Montoya, le ofrecen un homenaje en los dos monumentos que existen y en su museo donde colocan ofrendas florales y se hace el pase de lista con los elementos de Tránsito Municipal en la plazuela que lleva el nombre de Pedro Infante.

Entradas relacionadas

Deja un comentario