“Los números no mienten”, Trump insiste en revertir la elección

Tras una reunión con él, legisladores republicanos de Michigan afirman que no hay razón para cambiar voto

WASHINGTON. El presidente Donald Trump mantuvo su estrategia de revertir los resultados de la elección del 3 de noviembre, en la que se impuso el demócrata Joe Biden, pese a que los recuentos de votos van ratificando su derrota.

Mientras Trump se reunió con legisladores republicanos del estado clave de Michigan, en lo que la CasEUa Blanca defendió como un encuentro “rutinario” y no relacionado con los comicios, las cifras del recuento en Georgia certificaron una victoria por más de 12 mil votos del líder demócrata, quien se proyecta como el presidente electo.

El secretario de Estado de Georgia, el republicano Brad Raffensperger, encargado de certificar los resultados en ese estado, confirmó finalmente ayer la victoria de Biden, quien así obtiene los 16 votos en el Colegio Electoral correspondientes.

cintillo

El anuncio llegó poco después de que la oficina de Raffensperger debiera retractarse de una confirmación que trascendió a los medios locales luego de que un funcionario de esa dependencia difundiera por error un comunicado con la certificación de los resultados, cuando aún no se había completado el proceso.

“Vivo con el lema de que los números no mienten”, dijo el responsable a la prensa en el Capitolio estatal de Georgia. “Creo que los números que hemos presentado hoy son correctos”, añadió.

La legislación local contempla que los resultados serán enviados al gobernador de Georgia, el republicano Brian Kemp, quien tendrá hasta el sábado en la tarde para aprobarlos.

Al ser la diferencia menor a 0.5%, la ley electoral en Georgia permite a Trump solicitar hasta el próximo martes un nuevo recuento, esta vez mecánico.

Y mientras el presidente saliente se rehúsa a admitir su derrota, los medios de comunicación informaron que Trump se encontró en la Casa Blanca con legisladores republicanos de Michigan.

“Es increíblemente peligroso que ellos siquiera estén ingresando en esta conversación”, dijo la gobernadora del estado de Michigan, la demócrata Gretchen Whitmer, a la cadena MSNBC. “Eso es una vergüenza para el estado”, afirmó.

Sin embargo, a su salida de la reunión , los líderes en el Congreso estatal aseguraron que nadie les ha informado de algo que cambie la victoria de Biden y que seguirían el proceso normal para certificar los resultados.

La más reciente estrategia de la campaña de Trump , tal como fue descrita por tres fuentes cercanas a los planes, es con- vencer a las legislaturas controladas por republicanos en estados clave donde ganó Biden, como Michigan, de que deben desconocer y desafiar los resultados.

Según el diario The New York Times, Michigan, donde ganó Biden y que tiene previsto certificar los resultados el lunes, se ha convertido en un objetivo primordial de la campaña de Trump para voltear el resultado de las elecciones.

Por su parte, la asesora de Biden, Jen Psaki, declaró en un encuentro virtual con los periodistas que el gobierno de Trump sigue denegándole al equipo de transición el acceso a canales importantes de seguridad nacional y a información decisiva, como los planes de distribución de las vacunas contra la covid-19.

El equipo de transición de Biden anunció que otros cuatro veteranos de la Administración de Barack Obama (2009- 2017) se sumará al equipo de la Casa Blanca y el que apoyará la labor de la futura primera dama, Jill Biden.

Entradas relacionadas

Deja un comentario