México advierte penas de hasta 10 años de cárcel a extranjeros que ingresen sin medidas sanitarias por coronavirus

La advertencia del INM (Instituto Nacional de Migración) ocurre horas después de revelarse que una caravana con cientos de migrantes partió de Honduras rumbo a Estados Unidos.

MÉXICO.- El Instituto Nacional de Migración (INM) del Gobierno mexicano advirtió este jueves de sanciones y hasta 10 años de cárcel para extranjeros que “ingresen al país sin medidas sanitarias derivadas del SARS-CoV-2”.

“El Código Penal Federal y los códigos penales de Chiapas y de Tabasco (estados fronterizos del sureste del país) prevén penas de 5 a 10 años de prisión a quien ponga en peligro de contagio la salud de otro”, señaló el INM en un comunicado.

La advertencia del instituto ocurre horas después de revelarse que una caravana con cientos de migrantes partió de Honduras rumbo a Estados Unidos tras dos semanas de la reapertura de fronteras en Guatemala.

“Se realizan acciones de control, verificación y revisión de entrada, salida, tránsito y estancia de personas extranjeras en territorio nacional, a fin de promover una migración segura, ordenada y regular”, comunicó el INM, que depende de la Secretaría de Gobernación.

La actuación de las autoridades migratorias mexicanas ha despertado críticas desde hace siete meses, cuando inició la pandemia de COVID-19 en México, donde hay más de 743.000 contagios y 77.646 muertos confirmados por la enfermedad

En su último reporte al respecto, la Secretaría de Salud informó el 16 de agosto de un total de 385 migrantes contagiados, con 93 de ellos en Ciudad de México, 47 en Nuevo León y 31 en Chihuahua, los estados con más casos.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) atribuyó al INM en septiembre la muerte por COVID-19 de un migrante salvadoreño detenido en Ciudad de México, donde denunció “negligencia y omisión de personal”.

Pese a que la pandemia persiste, la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos reportó 40.746 arrestos en julio, un aumento del 24 % con respecto a junio y casi el doble de abril, cuando aprehendió a 17.086 migrantes.

Activistas han advertido del hacinamiento en las estaciones migratorias en México, que desde 2017 recibe presiones del Gobierno estadounidense de Donald Trump para detener a los migrantes.

En México, la migración aumentó desde octubre de 2018, cuando caravanas con miles de migrantes centroamericanos comenzaron a ingresar al país para llegar a Estados Unidos.

En junio de 2019 ambos países llegaron a un acuerdo y México desplegó en la frontera sur miles de elementos de la Guardia Nacional, un cuerpo policial de formación militar creado por el presidente, Andrés Manuel López Obrador.

“El INM refrenda su compromiso por una migración segura, ordenada y regular, con estricto apego a los derechos humanos, con un trato de dignidad y humanismo, y el debido cuidado a los protocolos de la salud”, concluyó el instituto.

Entradas relacionadas

Deja un comentario