México se niega a recibir a niños migrantes de la frontera: Biden

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, respondió el jueves a las críticas que sostienen que sus políticas están produciendo un alza en la llegada de inmigrantes a la frontera con México, y sostuvo que el incremento es estacional y que también se produjo durante el mandato de Donald Trump.

“Estamos negociando con el presidente de México, creo que vamos a ver un cambio, todos (los migrantes indocumentados) deberían poder ser devueltos”, afirmó Biden durante la primera rueda de prensa diaria de su mandato.

En una rueda de prensa en la Casa Blanca, Biden dijo que la gran mayoría de los inmigrantes que llegan a la frontera sur son devueltos y que algunas familias de inmigrantes no están siendo enviadas de vuelta porque México se niega a recibirlas.

El mandatario demócrata también sostuvo que su gobierno está en conversaciones con México por el tema de la inmigración.

Sobre la crisis migratoria que afronta el país por la llegada de menores, el mandatario dijo que “nada ha cambiado” en la frontera con México.

A su juicio, el aumento de la inmigración y de los menores que llegan solos “pasa todos los años”.

Biden designó esta semana a su vicepresidenta, Kamala Harris, como la encargada de liderar la misión de frenar la migración irregular desde Centroamérica y la coordinación con El Salvador, Honduras y Guatemala para combatir los problemas de violencia y corrupción que provocan la huida de sus ciudadanos hacia el norte.

La migración irregular de Centroamérica a EEUU ha crecido en los últimos meses y ha colapsado el sistema de acogida, lo que ha provocado críticas hacia su Administración.

Gran parte de las críticas se han centrado en la situación de los menores que han cruzado la frontera en las últimas semanas y que han tenido que quedarse más tiempo del permito por la ley en centros de Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) que están diseñados para adultos, no para niños o adolescentes.

Según fuentes gubernamentales citadas por los medios, la CBP tiene bajo su custodia alrededor de 5,000 menores de edad, mientras que los albergues del Departamento de Salud acogen actualmente a unos 15,000 niños y adolescentes que han cruzado la frontera sin la compañía de sus padres o un tutor legal.

Sin embargo, el presidente Joe Biden defendió este jueves su política de brindar refugio a los niños no acompañados que cruzan la frontera de Estados Unidos desde México, en una conferencia de prensa en la que fue presionado repetidamente por su manejo de los problemas de inmigración.

Entradas relacionadas

Deja un comentario