Mientras tanto en EU… aprueban paquete de ayuda a desempleados y empresarios por pandemia

La Cámara de Representantes aprobó el paquete de ayuda por Covid-19 de 1.9 billones de dólares que propuso el presidente Joe Biden, aunque los líderes de su Partido Demócrata trataron de asegurar a los progresistas que revivirán su fallida propuesta para incrementar el salario mínimo.

La propuesta de Biden para inyectar dinero en efectivo a personas, empresas, estados y ciudades golpeados por el Covid-19 se aprobó con el “sí” casi unánime de su partido, por 219 votos a favor y 212 en contra. La medida pasará ahora al Senado, donde los demócratas parecen empeñados en intentar revivir su propuesta para el sueldo mínimo y donde podría haber disputas por las ayudas estatales y otros asuntos.

Los demócratas dijeron que la tambaleante economía y el medio millón de vidas estadounidenses perdidas exigen una acción rápida y decisiva, y que los legisladores del Partido Republicano están fuera de sintonía con una población que, según las encuestas, respaldaría en su mayoría el proyecto de ley.

“Soy una campista feliz esta noche”, dijo la representante demócrata de California, Maxine Waters. “Esto es lo que Estados Unidos necesita. Republicanos, ustedes deben ser parte de esto. Pero si no es así, vamos sin ustedes”.

Los republicanos dijeron que la iniciativa era demasiado costosa y que se gastaría muy poco dinero en educación para reabrir las escuelas de inmediato. El texto está lleno de regalos para el electorado demócrata, como los sindicatos, y deriva recursos a estados demócratas que, según los republicanos, no los necesitarían porque sus presupuestos se habrían recuperado ya.

“A mis colegas que dicen que este proyecto de ley es audaz, yo les digo que es desmesurado”, afirmó el líder de la minoría en la Cámara de Representantes, el republicano Kevin McCarthy. “A los que dicen que es urgentes, les digo que no está centrado. A los que dicen que es popular, les digo que es totalmente partidista”.

Los demócratas moderados Jared Golden, de Maine, y Kurt Schrader, de Oregon, fueron los dos únicos que no votaron con su partido.

Esa marcada división partidista está convirtiendo la disputa en un enfrentamiento sobre a quién recompensarán los votantes por acumular más gasto federal para combatir el coronavirus y reactivar la economía, luego de los 4 billones de dólares aprobados el año pasado.

El proyecto de ley de ayuda incluye miles de millones de dólares para vacunas y pruebas de Covid-19, así como apoyos para escuelas, restaurantes y gobiernos locales que han sufridos las consecuencias económicas que ha provocado la pandemia.

El conjunto de apoyos económicos adicionales por desempleo y otras ayudas que se brindan por la crisis que provocó la Covid-19 expiran en marzo. Esto obligó a los congresistas a votar el nuevo paquete de estímulos fiscales.

Entre los puntos más importantes del proyecto de ley están prestaciones personales de mil 400 dólares, un subsidio federal de desempleo de 400 dólares semanales hasta el 29 de agosto, y ayudas para quienes estén teniendo dificultades para pagar el alquiler y las hipotecas de sus casas durante la pandemia.

Entradas relacionadas

Deja un comentario