Mujeres mexicanas, las que más trabajan y menos remuneraciones reciben: SE

La coordinadora de Tandas del Bienestar, Rocío Mejía, señaló que las mujeres mexicanas trabajan más horas sin remuneración que en países como la India, Sudáfrica, Sudán o Corea

Las mujeres mexicanas son las que más trabajan y menos remuneraciones tienen por su labor, señaló Rocío Mejía, coordinadora del programa de Tandas del Bienestar de la Secretaría de Economía (SE).

En la charla, “La mujer mexicana en la actual crisis económica” la funcionaria federal señaló que en México la participación laboral femenina está por debajo de países como Colombia, Argentina o El Salvador.

Además, subrayó que las mujeres mexicanas trabajan más horas sin remuneración que en países como la India, Sudáfrica, Sudán o Corea.

“Las mujeres en México tienen una responsabilidad todavía muy importante que son los hogares, y esto nos lleva a que las horas del trabajo no remunerado son largas y están muy activas”, afirmó Rocío Mejía.

Durante su participación en el Women Economic Forum Iberoamérica, Rocío Mejía afirmó que las Tandas del Bienestar son microcréditos que les permiten a las mujeres reforzar sus proyectos productivos y sus negocios.

Señaló que muchas mujeres, trabajan en la informalidad y son las señoras que hacen gelatinas, pasteles, artesanías y tener su propia microempresa les da autonomía económica y financiera, de ahí la importancia de las tandas que van dirigidas a sectores de “clase media baja y hacia abajo”.

Las Tandas del Bienestar surgen en la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador para otorgar a las poblaciones que no cuentan con recursos, un crédito a la palabra con apoyos económicos para poner en marcha actividades productivas, que les permitan generar un ingreso.

Los apoyos que se ofrecen son mediante financiamiento inicial o subsecuente, sin intereses, que se entregan en forma individual a las personas que cumplan tanto los criterios como los requisitos establecidos en las Reglas de Operación.

Además se brinda a las y los beneficiarios, las herramientas y conocimientos necesarios, que contribuyan al desarrollo de sus capacidades financieras, empresariales y productivas básicas, mediante cursos en línea o presenciales en temas de presupuesto, ahorro, crédito, administración, plan de negocios, mercadotecnia, ventas, entre otros.

Entradas relacionadas

Deja un comentario