Nawte yöna, gritan indígenas a Mario Zamora

Es día de símbolos para los yoremes. Al centro del ruedo está Joaquín Valenzuela Bacasegua, gobernador indígena de La Constancia. Le pide a Mario Zamora que pase. Frente a sus compañeros le anuda un paliacate rojo al cuello.

Del cuello para arriba es paz espiritual, del cuello para abajo es la paz con la madre tierra”, explica.

El paliacate es rojo porque es el color que da armonía al arcoíris. Es el color fuerte que protege a los yoremes.

El candidato a gobernador de Sinaloa lo recibe con respeto y en silencio. También recibe una máscara de pascola, uno de los principales símbolos yoremes, de las danzas sagradas indígenas.

Valenzuela Bacasegua le cede el Bastón de Mando, cargado de símbolos que representan el monte, la planta, el árbol. Ahí está también el venado, principal deidad de enlace con las fuerzas positivas de la madre naturaleza; los colores del arcoíris, de la vida, que dan alegría. La sonaja de pascola, virginidad de la Madre Naturaleza.

El Bastón de Mando lleva una flor que es un compromiso de por vida con los hermanos indígenas. Ahí van los cuatro puntos del universo, los cuatro elementos: fuego, tierra, agua y aire. Donde se cruzan está el corazón del Yoreme.

A la ribera del río Fuerte y entre danzas sagradas, el pueblo yoreme dice “nawte yöna” (Vamos a ganar). Aquí tienen a Mario Zamora, acompañándolos en su celebración. Y cuando el yoreme festeja se viene el baile, la música ancestral, los cantos.

Por aquí está Lupita Buitemea Buitimea, candidata indígena a diputada local por la alianza Va por Sinaloa, que encabeza Mario Zamora. Es habitante de la sindicatura de Mochicahui, El Fuerte.

A sus hermanos les habla en lengua yoreme. Señala que está orgullosa de su gente y sus ancestros. Explica el significado de su apellido: Matar corriendo. Sus ancestros eran guerreros, luchadores.

Entradas relacionadas

Deja un comentario