Talibanes impiden acceso al aeropuerto de Kabul a afganos que quieren salir del país

Con esta prohibición, los talibanes también permiten a las fuerzas internacionales llevar a cabo un tráfico aéreodo para evacuar a sus ciudadanos

Los intentos de los afganos por salir del país se vieron opacados este martes debido a que los talibanes les impidieron los accesos en el aeropuerto de Kabul.

“La situación se ha vuelto mucho más peligrosa (para los afganos) porque nada garantiza que puedan atravesar los controles” dijo el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas.

En un informe del ministerio alemán de Defensa se afirma que “en torno al aeropuerto de Kabul los talibanes han instalado puestos de vigilancia para controlar el acceso “.

Al cerrar el acceso al aeropuerto “los talibanes permiten a las fuerzas internacionales llevar a cabo un tráfico aéreo ordenado para evacuar a sus ciudadanos. Pero al mismo tiempo, sin embargo, el cierre del aeropuerto hace difícil la evacuación de ciudadanos afganos”, agrega el informe del ministerio de Defensa.

“Colaboramos con Estados Unidos, pero también con otros Estados aliados, para hacer que las fuerzas locales puedan acceder también al aeropuerto”, aseguró por su lado el ministro Maas.

Previamente, este mismo martes , la canciller alemana Angela Merkel alegó que el gran interrogante de los próximos días iba a ser “sobre todo saber cuántas personas podrían llegar al aeropuerto de Kabul”.

Los talibanes recuperaron este domingo 15 de agosto el control de Kabul después de casi veinte años de guerra, con la entrada de sus combatientes en la capital.

Tras dos décadas de haber sido destituidos por el ejército estadounidense, quien inició una guerra por el ataque a las torres gemelas del 11 de septiembre de 2001, los líderes insurgentes tomaron el control total de Afganistán.

Los talibanes aprovecharon el retiro de las tropas estadounidenses, derrotaron al ejercito afgano y tomaron todas las fronteras .

Asimismo, Ashraf Ghani, presidente de Afganistán, abandonó el país y aseguró que dicha decisión fue para evitar “un derramamiento de sangre”.

Después de una semana, los insurgentes fueron tomando una tras otra casi la totalidad de las 34 capitales de provincia afganas, sin hallar casi resistencia.

Entradas relacionadas

Deja un comentario