Variante Ómicron no ataca directamente a los pulmones, concluyen especialistas

Un grupo de estudios realizados en diferentes partes del mundo concluyen que la variante Ómicron del coronavirus causante de la Covid-19 es más leve que otras cepas debido a que no ataca directamente a los pulmones.

Estos estudios se realizaron en animales de laboratorio y en tejidos humanos para comprobar los alcances de la variante Ómicron, la cual predomina en Estados Unidos y otras naciones del planeta.

El miércoles pasado, un grupo de científicos japoneses y estadounidenses publicó un informe en el que indican que los hámsters y ratones a los que indujeron la variante Ómicron tenían un leve daño pulmonar, lo que significaba una menor probabilidad de morir.

“Esto fue sorprendente, ya que todas las demás variantes han infectado enérgicamente a estos hámsters”, dijo el doctor Michael Diamond, virólogo de la Universidad de Washington y coautor del estudio.

Investigadores de la Universidad de Hong Kong también detectaron que la variante Ómicron era menos fuerte que Delta y otras más luego de realizar un estudio en fragmentos de tejido extraídos de las vías respiratorias humanas durante cirugías.

Sin embargo, también descubrieron que al infectar tejido de los bronquios con la variante Ómicron, esta creció más rápido que Delta o el coronavirus original al cabo de dos días del primer contacto con el virus.

Estos hallazgos deberán complementarse con estudios adicionales, como experimentos con monos o el examen de las vías respiratorias de personas infectadas con Ómicron. Si los resultados se mantienen, los científicos podrían encontrar una explicación clara sobre por qué las personas con la variante Ómicron son menos propensas a ser hospitalizadas que aquellas con otras cepas.

Si bien estos estudios ayudan a explicar por qué la variante Ómicron causa una enfermedad más leve, aún no se sabe por qué es mucho más transmisible que otras variantes como la Delta.

Entradas relacionadas

Deja un comentario