Disney reabrirá en California hasta 2021

La empresa obtuvo autorización para abrir sus parques en Florida, París y China, aunque algunos volvieron a cerrar

Disneyland, el parque que la compañía de Mickey Mouse tiene en California, permanecerá cerrado al menos hasta enero de 2021, casi 10 meses después de que cerró sus puertas esta primavera, al inicio de la pandemia del coronavirus.

En un informe de resultados, el consejero delegado de Disney, Bob Chapek, aseguró estar “extremadamente decepcionado” con las autoridades de California por impedir la apertura, algo que sí ha podido hacer en parques de Florida, Francia y China, aunque fueron cerrados semanas después, en algunos casos.

Las instalaciones de Disneyland en Anaheim, que daban empleo a unas 31 mil personas, han estado cerradas desde mediados de marzo, al inicio de la crisis.

La empresa trazó un plan para comenzar a reabrir este emblemático lugar en julio, pero la reapertura se canceló cuando los casos de coronavirus se volvieron a disparar en todo el estado, obligando a los funcionarios estatales y locales a revertir los permisos comerciales.

Walt Disney anunció en septiembre el despido de 28 mil trabajadores de sus parques temáticos en Estados Unidos debido a la crisis económica causada por la pandemia de Covid-19 y que obligó al cierre de sus instalaciones recreativas.

Los recortes de personal afectaron al Departamento de Parques Recreativos, Producción y Experiencias, según un comunicado de la empresa, firmado por el presidente de esta sección, Josh D’Amaro. Según la compañía, 67 por ciento de los trabajadores que perdieron su empleo estaban contratados a tiempo parcial. En total, la división de parques e instalaciones de ocio de Walt Disney mantiene ocupadas a más 100 mil personas.

cintillo

Disney tiene varios parques temáticos repartidos por el mundo. Los de Shanghai y Hong Kong, en China, reabrieron sus puertas para luego cerrarlas temporalmente, lo mismo que el de París, mientras que los de Orlando, en Florida, permanecen abiertos con restricciones.

El ministro de Salud de Alemania dijo el jueves que prevé que las restricciones impuestas para frenar la pandemia de coronavirus continuarán durante el invierno, y que es poco probable que la vida vuelva a la normalidad en diciembre o enero, incluso aunque las infecciones disminuyan.

“No creo que ocurran eventos con más de 10 o 15 personas este invierno”, dijo Jens Spahn a la emisora RBB.

La canciller Angela Merkel y los líderes de los estados alemanes se reunieron el lunes para revisar si las medidas de cierre parcial impuestas el 2 de noviembre fueron suficientes para frenar un fuerte aumento de nuevas infecciones que podría abrumar a los hospitales.

Merkel dijo que había señales esperanzadoras de que una vacuna contra el coronavirus podría estar disponible en el horizonte, pero advirtió que llevaría tiempo. Rehusó decir si Alemania permitiría que los bares y restaurantes abrieran de nuevo en diciembre.

“Todos tenemos que ser sensatos, tenemos que bajar a 50 casos por cada 100 mil personas durante siete días”, señaló en respuesta a una pregunta sobre si el cierre terminaría este mes. La cifra está actualmente en 139 por cada 100 mil. A diferencia de su primer confinamiento a principios de año, Alemania mantiene abiertas sus escuelas y guarderías para que los padres puedan ir a trabajar, limitando así los daños a la economía, aunque hay al menos 300 mil alumnos y 40 mil profesores en cuarentena.

Una encuesta de la emisora ARD mostró que 54 por ciento de mil cuatro alemanes encuestados creían que las medidas de confinamiento parcial eran apropiadas. Por otra parte, el Tribunal Constitucional rechazó un recurso para revocar el cierre de restaurantes, vigente este mes.

En vista del aumento de los contagios, la fuente de infección es desconocida en la mayoría de los casos, razonó el tribunal. “Esto significa que no se puede descartar que los restaurantes también contribuyan a la aparición de la infección”, dijo en su sentencia del jueves.

El director del RKI, Lothar Wieler, comentó que esperaba que las normas para frenar la propagación de la pandemia en Alemania se mantuvieran durante mucho tiempo, ya que la vacunación llevaría tiempo y es probable que haya una propagación incontrolada de Covid-19 en algunas partes del país.

Según añadió Wieler, la dinámica de desaceleración de las infecciones da pie a un optimismo cauteloso, pero aún no está claro si se trata de una evolución estable, y se prevé que los hospitales lleguen a utilizar toda su capacidad.

Ute Rexroth, la jefa de la unidad de vigilancia de RKI, dijo que la pandemia tendría una tasa de reproducción, o “R”, de tres a cuatro sin las medidas actuales sobre la limitación del contacto social, mientras que el número se sitúa actualmente en torno a uno en Alemania.

Entradas relacionadas

Deja un comentario