Panamá y El Salvador inician tratamiento con plasma para enfermos de coronavirus

Panamá El Salvador emplean máquinas de aféresis para separar de la sangre el plasma de personas recuperadas de coronavirus, que puede ayudar a los enfermos críticos.

Panamá y El Salvador han comenzado a utilizar el tratamiento con plasma de pacientes recuperados de Covid-19 para ayudar a sus pacientes más críticos del coronavirus, en un procedimiento que se encuentra en fase experimental.

En Panamá, el país más afectado por el Covid-19 en la región de Centroamérica, se están llevando a cabo los primeros ensayos médicos con un pequeño grupo de pacientes hospitalizados en riesgo de sufrir complicaciones, con el objetivo inicial de “dar recomendaciones más generales”, indicó a Efe el investigador y hematólogo panameño Ricardo Aguilar.

Panameños que ya han logrado vencer a la enfermedad se han presentado, desde hace algunas semanas, a donar su sangre al edificio principal de la Caja del Seguro Social (CSS) en Panamá capital, donde una máquina divide la parte líquida de la sangre llamada plasma en donde permanecen los anticuerpos que produce una persona de manera natural tras infectarse con el virus.

Actualmente, Panamá registra 375 pacientes de Covid-19 que se encuentran hospitalizados, de los cuales 80 se encuentran en cuidados intensivos y 295 en salas generales, de acuerdo con cifras oficiales que hacen referencia al corte del martes.

En El Salvador, el Hospital Nacional San Rafael, en Santa Tecla, ha comenzado a recibir las primeras unidades de plasma convaleciente desde el pasado domingo. Estas fueron producidas en el Centro de Recolección de plasma anti Covid-19 del Hospital Nacional de Niños “Benjamín Bloom”

En aquel lugar se cuenta con la máquina necesaria para separar el plasma de la sangre y un iluminador con el que se garantiza que no queden rastros del virus en la sangre del donante. Las primeras tres unidades de plasma, de 200 miligramos cada una, serán aplicadas a un paciente de cuidados intensivos en aquel nosocomio.

Los trabajos con este tratamiento experimental en Panamá y El Salvador se unen a las experiencias en México y recientemente también en Costa Rica, donde un grupo de investigadores trabajan en un protocolo para la recolección de plasma de pacientes recuperados del coronavirus.

Entradas relacionadas

Deja un comentario