Sandra Echeverría debuta oficialmente en el regional mexicano con “Desaparecer”

En exclusiva, Sandra Echeverría habla de su incursión en el género regional mexicano y de qué tanto le gusta a su hijo Andrés la música que ella hace.

(Paher Portal).- Desde que era niña, gracias en parte a sus abuelos, Sandra Echeverría ha estado muy ligada a la música ranchera. Se sabe todos los clásicos, los ha cantado durante años.

Por eso, le resultó lo más normal del mundo incursionando en el género regional mexicano con un nuevo disco del que se desprende el primer sencillo “Desaparecer” que se estrena este 7 de mayo.

Quién platicó en exclusiva con la cantante quien nos habló de este nuevo proyecto que la tiene tan entusiasmada y con el que demuestra que las mujeres pueden ser dignas exponentes de este género musical.

Realmente yo crecí escuchando mariachi y empecé cantando ranchero a los 9 años porque a mi abuelita le encantaba. Crecí escuchando a Lola BeltránLucha VillaJuan GabrielAída Cuevas; me regalaban cancioneros mexicanos, así es que realmente lo he tenido siempre en las venas y a pesar de que sí saqué mi primer disco de pop hace muchos años, traté de meter temas rancheros. Hay una canción que tengo ahí, ‘Otra vez el mismo error’, cien por ciento ranchera precisamente porque siempre quise traer mi huella a mis discos”, cuenta la cantante. vía zoom.

Éste ha sido el género que más me apasiona, con el que más a gusto me siento y fue el mejor momento (para hacerlo) porque Seitrack apostó por mí, hicimos un disco increíble de 14 canciones 

Es un terreno dominado por hombres. ¿Cómo encuentras el mercado?
Está bastante complicado, es un mercado bastante masculino, pero ya se está empezando a abrir. Está Ángela Aguilar Mon Laferte, que está cantando ranchero; Edith Márquez está regresando a cantar este género. Creo que está empezando una ola nueva de música de mariachi y a parte creo que nuevas generaciones están escuchándolo, lo cual me emociona mucho. Incluso cantantes como Camilo, ReikMaluma están cantando ranchero.

¿Cuál es tu concepto?
Lo que tratamos de hacer aquí fue una mezcla de mariachi tradicional con un poco de fusión medio norteña, buscando un sonido un poco diferente. Yo pienso luchar por este género porque es mi pasión y creo que deberíamos seguir escuchando esta música que es parte de nuestra identidad, así es que a pesar de que hay pocas mujeres, yo me siento muy orgullosa de ser de las pocas que hay. Queríamos que sea un género que realmente trascienda, que no solamente lo escuche la gente de regional, sino que lo escuche también gente que oiga pop, gente joven. Que sea para todo y que además prenda la fiesta.

¿Por qué te identificas tanto con este género?
Es porque crecí escuchando esto. Me acuerdo que me regalaron una grabadora y yo tenía un casete de Mijares donde cantaba en ranchero la de “María bonita”. Empecé a sacar la letra, me la aprendí, empecé a cantarla y a partir de ahí mi familia me empezó a motivar para que me aprendiera más canciones y cada domingo era llegar a cantar la canción nueva que me habían dejado de tarea. Es por eso que empecé con ese género, que es con el que más cómoda me siento y es mi pasión desde chiquita. En mi graduación de sexto llegó un mariachi. Mis amigos ya sabían que yo cantaba y me aventaron al ruedo. Me pusieron a cantar “La penca de un maguey” y fue una cosa muy rara porque en esa época los chavos escuchaban otras canciones.

“Desaparecer”, el primer sencillo, está muy de acuerdo con los tiempos que viven las mujeres… ¿Esa será la línea del disco?
Sí, la verdad es que son canciones muy feministas, muy de despecho, muy rancheras. Creo que el ranchero siempre viene del despecho y de mujeres fuertes y es una canción de superación personal. De decir: ‘Ya te superé, ya estuve en el hoyo y lo único que puedo ahorita es bailar y decirte que desaparezcas de mi vida porque no me haces sentir nada’. Creo que ese es un mensaje bien padre de empoderamiento.

¿Te dio pudor a la hora de grabarlo o te sentiste cómoda?
Sí, total. Soy muy penosa y sufro mucho (risas). Tuve la suerte de grabarlo con un director amigo mío, Fausto Terán, que cuida mucho cada detalle. Confié en él y ahí va más o menos, buscando los ángulos.

Cuando en tu casa escuchan música debe haber una mezcla de géneros. ¿Cómo es esa casa?
Es muy rara… De repente yo pongo mi ranchero, Leo pone su rock de los 80. Pero igual, Andrés (su hijo) no nos hace caso a ninguno de los dos. Lo único que escucha es Michael Jackson. Está enamorado de él desde que arrancó la pandemia, que conoció Thriller y se obsesionó. Todos los días baila y tiene sus vestuarios y su peluca.

Con Información de: (Quién)

Entradas relacionadas

Deja un comentario