Un hombre transgénero en espera de su bebé

Culiacán, Sin.- Roma, un hombre transgénero de 29 años de edad, en dos semanas más dará a luz a su bebé en el Hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social de la capital sinaloense.

Con 38 semanas de gestación, este joven transgénero continúa su lucha por sus derechos y los del nuevo ser que en unos días más llegará a este mundo.

En entrevista con Café Negro Portal relató que desde pequeño se sintió hombre, pero fue años más tarde que decidió iniciar su transformación con una tratamiento de testosterona para no tener más la apariencia física de una mujer, sin imaginar que este lo pospondría para iniciar un bello proceso en su vida: el embarazo.

Gracias al apoyo de personas de buen corazón que se ofrecieron a otorgarle un tratamiento de fertilización in vitro, Roma logró cumplir su gran sueño y gestar en su vientre a un bebé del sexo masculino, el cual nacerá aproximadamente el 20 de julio.

Desafortunadamente el embarazo para este joven transgénero no ha sido de color de rosa. La falta de información y la discriminación generó que se quedará sin empleo y que las instituciones de salud pública le cerraran las puertas.

Narró que en la empresa del ramo de imprentas donde laboraba fue despedido. Al enterarse su patrón que estaba embarazado solo le informó que su contrato de tres meses no sería renovado.

Al quedarse sin seguridad social recurrió al Hospital Civil de Culiacán para un chequeo en el área de ginecología, donde le negaron la atención al exigirle diversa documentación que acreditara la fertilización in vitro así como su identidad con un acta de nacimiento, entre otros.

“Solo me pasaron a toco, ahí frente a muchas personas, como 18 médicos me hicieron quitar la ropa y me hicieron el tacto como si estuvieran estudiando, como si fuera un conejillo de Indias, yo comprendo el morbo”, dijo.

La atención médica no ha sido mejor en el Instituto Mexicano del Seguro Social, donde también ha enfrentado discriminación de parte del personal médico.

Al quedarse sin empleo y carecer de recursos para un parto en un hospital privado, con apoyo de diversos organismos logró que el IMSS atienda su parto, pero teme que por la homofobia y transfobia su vida y la de su pequeño pueda estar en riesgo.

“No me siento solo, diversas organizaciones de la diversidad social y coaliciones LGBT están presentes al brindarme apoyo con asesorías y no permitir que se den más actos de discriminación”, expresó.

Compartir su historia ha sido un proceso complicado para Roma, quien busca a través de su testimonio visibilizar la discriminación que enfrentan las personas transgénero en Sinaloa y en todo el país, la cual cobra vidas con suicidios y asesinatos.

El espermatozoide que fue fecundado en el óvulo de Roma corresponde a un donante de nacionalidad mexicana con un estado de salud óptimo.

Tras dar a luz a su bebé, Roma esperará a que finalice el proceso de lactancia para someterse de nuevo al tratamiento de testosterona, una operación para retirar sus senos y en unos años más iniciar el proceso de cambio de género para de esta forma convertirse en el hombre y padre que siempre soñó.

Entradas relacionadas

Deja un comentario