Hombre dispara contra templo “por lavarle el cerebro” a su familia

El sábado 10 de julio, cerca del mediodía, un sujeto a bordo de una camioneta se estacionó afuera del templo de La Luz del Mundo frente a la carretera Eastex, en Houston, Texas. Disparó cerca de 12 veces contra el edificio y después huyó.

Cámaras de vigilancia en la iglesia mostraron cómo tras el tiroteo, al menos un sujeto intenta alcanzar al agresor, que logró escapar de la escena en su camioneta. No hubo heridos ni muertos, pero sí quedaron los agujeros e impactos de bala en ventanas y paredes del templo al este de Texas.

Reportes policiales aseguran que varias personas comenzaron a perseguirlo y finalmente lograron cerrarle el paso para que la policía de Houston lo detuviera.

El domingo tuvo la audiencia donde fue acusado de conducta mortal y de asalto agravado, por lo cual se le dictó una sentencia de 75 mil dólares para evitar “que represente un peligro para la sociedad.”

En esa audiencia, Josue David Cordova aseguró que disparó contra una iglesia con gente adentro “porque le lavaron el cerebro a su familia”, y también admitió que apuntó con el arma a un sujeto que intentó detenerlo cuando escapaba.

En entrevista con la cadena KPCR, el pastor encargado de la iglesia, Bigvai Estrada, aseguró que algunas de las balas que se dispararon contra el templo cayeron en zonas regularmente concurridas, por lo que el ataque pudo ser fatal. Y a pregunta expresa de si el sujeto era conocido dentro de la comunidad de la iglesia, aseguró que no.

En un comunicado, la iglesia de La Luz del Mundo en Texas denunció que es la tercera agresión que sufre el templo. Que se trata de un acto de intolerancia religiosa. Y pidieron a medios de comunicación evitar difundir información no verificada o inexacta que exhacerbara discriminación, intolerancia o violencia.

Y es que en redes sociales, voceros de la iglesia señalaron a periodistas que han cubierto el caso de pornografía infantil y abuso de menores que hay contra el líder internacional de la iglesia, Naasón Joaquín García, en Los Ángeles, California, por fomentar mensajes de odio y discriminación religiosa.

Entradas relacionadas

Deja un comentario