Rocha atiende peticiones de síndicos de El Fuerte

El gobernador del estado vino a recoger su palabra empeñada durante su campaña

 

El Fuerte, Sin. – Para cumplir con sus compromisos asumidos en su cierre de campaña en Mochicahui, el gobernador Rubén Rocha Moya visitó la comunidad de El Naranjo, donde puso en marcha los trabajos de rehabilitación de esta carretera que comunica hasta El Ranchito de Batebe, tal como adelantó que sería una de las primeras obras de su gobierno en el municipio de El Fuerte.

El mandatario estatal fue recibido por el presidente municipal, Gildardo Leyva Ortega, en El Naranjo, alejada comunidad que forma parte del valle del Carrizo, casi en los límites de Sinaloa, y donde fue objeto de un caluroso recibimiento de pobladores de las sindicaturas de Jahuara, Tehueco, San Blas y Mochicahui.

La obra que vino a poner en marcha Rocha Moya es precisamente uno de los compromisos asumidos, y consta de la rehabilitación de 3.5 kilómetros hasta El Ranchito de Batebe, en la que se invertirán un millón 140 mil pesos para el bacheo de los sectores más dañados y un riego de sello total, como lo informó al dar la explicación técnica, el secretario de Obras Públicas, José Luis Zavala Cabanillas.

Como ha sido ya usual en sus giras de trabajo, en lugar de pronunciar un discurso, el gobernador Rubén Rocha Moya se dedica a escuchar y recoger las peticiones de la gente, lo cual ha generado mucha aceptación entre la población, pues genera un real acercamiento con sus gobernantes, al ser atendidos personalmente. “Yo no vengo como los gobernadores del pasado, a tirarles un rollo y que todo está muy bien; no, yo vengo a oírlos a ustedes”, precisó.

Fue de esta manera en que fue dando respuesta a diversas peticiones que ahí mismo recibió, y las que se comprometió de inmediato, como la construcción de un aula para educación inicial indígena en Batebe, que le solicitó la maestra encargada, quien le explicó que desde hace 17 años la han solicitado, pues las clases las imparte a los niños a la sombra de un árbol.

Otro de los compromisos fue la construcción de un pozo en la comunidad de La Carrera, para obtener agua para el consumo humano; y mobiliario y una cerca perimetral para la escuela primaria de Batebe, acciones que se atenderán en lo inmediato, mientras que otras peticiones que requieren inversiones más cuantiosas se elaborarán los proyectos técnicos para incluirlas en el Plan Estatal de Desarrollo, entre ellas, la construcción de un puente sobre el río El Fuerte en la sindicatura de Tehueco, la construcción de las carreteras de Tehueco a Las Estacas, El Fuerte-Chinobampo, así como el sistema de riego en El Metate, cuya sola inversión es de 58 millones de pesos, la cual gestionará ante la Comisión Nacional del Agua, pues un ambicioso proyecto para irrigar tres mil hectáreas.

El gobernador Rubén Rocha Moya aclaró que todos estos son nuevos compromisos que asume ahora, pero precisó que los que acordó durante su cierre de campaña en Mochicahui se cumplirán, siendo éste la carretera a El Ranchito de Batebe uno de ellos precisamente, que beneficiará a mil 200 habitantes de estas dos comunidades y de Los Alisos y La Bocatoma también.

Entradas relacionadas

Deja un comentario