Cuatro colombianos entre los detenidos por asesinato de presidente de Haití

El asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, de 53 años, sigue conmocionando a la región. Este jueves se conoció que los presuntos responsables del crimen habrían sido mercenarios y cuatro de los seis capturados son de nacionalidad colombiana.

“Los presuntos asesinos del presidente Moïse interceptados por la Policía en Pelerin poco antes de las 18:00”, publicó en Twitter el secretario de Estado de Comunicación, Frantz Exantus.

Por su parte, el director de Noticias Caracol, Juan Roberto Vargas, informó a través de Blu Radio que cuatro colombianos estarían entre los capturados e incluso, dio sus nombres:

– Alejandro Giraldo Zapata

– John Jairo Ramírez Gómez

– Víctor Albeiro Piñera

– Mauricio Grosso Guarín

El primer ministro de Haití, Claude Joseph, anunció que las fuerzas de seguridad tienen en su poder a seis sospechosos que según él, hablan español e inglés. Por su parte, Mathias Pierre, ministro de elecciones de Haití, dijo a The Associated Press que James Solages, un haitiano estadounidense, estaba entre las seis personas arrestadas. El sospechoso de mayor edad tiene 55 años y el más joven, Solages, tiene 35 años, dijo. El otro detenido es Joseph Vincent, también un haitiano naturalizado estadounidense.

El número de colombianos involucrados puede ser mayor

El director de la Policía de Haití, Léon Charles, aseguró que las fuerzas del orden mataron a al menos otros siete sospechosos del crimen. Según reporta France 24, el asesinato habría sido perpetrado por un comando compuesto por 26 colombianos y dos estadounidenses de ascendencia haitiana.

Al parecer, 15 de esos colombianos sospechosos de participar en el crimen ya están bajo el poder de las fuerzas armadas. Charles agregó que el operativo que llevó a la captura de estas personas comenzó desde el miércoles en la noche. “Estos hombres estaban escondidos en una casa y los obligamos a salir”, afirmó.

Escalofriante informe forense

El presidente de Haití, Jovenel Moise, recibió doce impactos de bala durante el ataque que terminó con su vida el miércoles, según afirmó el juez de paz encargado del informe forense. El juez Carl Henry Destin dijo al diario Le Nouvelliste que el cadáver de Moise tenía doce orificios ejecutados con armas de gran calibre y, también, de 9 milímetros.

“Lo encontramos acostado boca arriba: pantalón azul, camisa blanca manchada de sangre, boca abierta, ojo izquierdo perforado. Vimos un agujero de bala en la frente, uno en cada pezón, tres en la cadera, uno en el abdomen”, relató el juez de paz. El responsable de levantar el cuerpo dijo que además de Moise, la única persona que resultó herida fue su mujer, Martine, que está hospitalizada en Miami, Estados Unidos.

La hija de la pareja estaba en la misma estancia que sus padres en el momento del ataque, pero consiguió esconderse en la habitación de su hermano, que también resultó ileso.

Autoridades haitianas informaron el miércoles que los dos hijos de Moise se encontraban en lugares seguros, pero no habían aclarado su estado de salud.

El juez de paz también aseguró que el escritorio y la habitación de Moise fueron “saqueados” por los asaltantes, que irrumpieron en la residencia del mandatario fuertemente armados durante la madrugada del miércoles.

Entradas relacionadas

Deja un comentario