Los nuevos hospitales de Culiacán estarán listos para el día 12

El gobernador Quirino Ordaz Coppel acompañó al director del INSABI, Juan Antonio Ferrer a los recorridos de supervisión

Culiacán, Sin.- Durante un recorrido donde el gobernador Quirino Ordaz Coppel acompañó al director del INSABI, Juan Antonio Ferrer Aguilar, por los nuevos hospitales que se construyeron en esta administración, como son el Hospital Pediátrico de Sinaloa, el Hospital General de Culiacán y el Centro de Salud Urbano de Culiacán, se garantizó que estarán listos y equipados para el 12, en nueve días más, fecha en que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador los inaugurará formalmente.

El mandatario estatal, junto con el secretario de Salud, Efrén Encinas Torres; y el secretario de Obras Públicas, Osbaldo López Angulo, condujo al director del INSABI y algunos de sus colaboradores a estos recorridos, con la presencia también del gobernador electo, Rubén Rocha Moya, para constatar los avances en la obra física que ya están casi al 100 por ciento.

En entrevista con los medios de comunicación, el director del Instituto de Salud para el Bienestar, Juan Antonio Ferrer Aguilar, aseguró que los hospitales estarán listos para el domingo 12 de septiembre, fecha que designó el presidente de México para su nueva visita a Culiacán, con el propósito de inaugurar estos tres nosocomios que se construyeron en estos últimos dos años del gobierno de Quirino Ordaz Coppel.

“Para el día 12 está el compromiso del señor presidente Andrés Manuel López Obrador y del señor gobernador y a esa fecha tiene que estar. Vamos al 98, 99 por ciento de la obra de infraestructura. Ya acabamos de recorrer el área de quemados y el quinto piso que hace 40 días que venimos, aproximadamente aquí no estaba, ya recorrimos el lugar y están en perfectas condiciones”, dijo el funcionario federal al salir del Hospital Pediátrico de Sinaloa.

Explicó que el INSABI aportará 1,050 millones de pesos para el equipamiento de este hospital, que contará con una unidad de atención a niños quemados y una piscina terapéutica, que será lo último en instalarse a partir de la siguiente semana.

Luego el gobernador del estado llevó al director del INSABI y al gobernador electo a iguales recorridos por el Hospital General de Culiacán, donde se aplicarán 1,600 millones de pesos en su equipamiento, así como otros 66 millones de pesos en el Centro de Salud Urbano de Culiacán.

Ferrer Aguilar aclaró que una parte del Hospital General de Culiacán opera actualmente como hospital COVID a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional, pero una vez que aminore la pandemia, en determinado momento, se procederá a la desconversión para que funcione totalmente, junto con el área nueva, como hospital general.

“En el Hospital General recuerden que lo habilitamos para COVID, entonces ahora se inicia el procedimiento de lo que se llama desconversión, ahorita vamos a ir al Hospital General, vamos a recorrer el hospital general, aunque hay un área COVID y un área, digamos que de atención externa. Qué sucede ahí, nosotros ahorita vamos a ver las condiciones que lleva COVID y una vez que se desconvierta el uso del hospital para COVID empezamos a meter el equipo ya para habilitarlo como un Hospital General”, explicó.

A pregunta expresa, el director del INSABI dijo que el Hospital Pediátrico de Sinaloa podrá iniciar de inmediato con el servicio de consulta externa, y sólo será cuestión de días para que operen los equipos especializados que requieren una preparación técnica una vez instalados, lapso que podría demorar una o dos semanas, según los especialistas.

Por otra parte, recordó que por instrucciones del presidente de la República, estos tres hospitales estarán incorporados al Programa IMSS-Bienestar, diseñado para brindar el servicio a la población abierta que no cuenta con ningún esquema de seguridad social como el propio IMSS o ISSSTE, a fin de garantizar la atención médica universal.

Entradas relacionadas

Deja un comentario